Cine y vídeo

Las 7 referencias al mundo del arte en 'El juego del calamar'

Descubre qué edificio de Ricardo Bofill en España y otras obras inspiraron a los creadores de 'Squid Game'

Con una historia difícil de ignorar, la serie coreana que tuvo su estreno apenas hace un mes se ha convertido en un fenómeno global de grandes proporciones. Las controversias, análisis y reseñas sobre El juego del calamar (Squid Game en inglés) no se han demorado en llegar, abriendo infinitas maneras de aproximarse a la serie y entenderla de mejor manera.

Más allá de la crítica sociopolítica a la sociedad coreana que muchos autores afirman es central en la serie, El juego del calamar es un espectáculo visual se mire por donde se mire. Desde sus sets, actuaciones, cinematografía y efectos especiales, la serie logra destacar por generar una atmósfera que combina lo perverso con lo infantil, creando espacios y escenas difíciles de olvidar. Además, los guiños a obras de arte, edificios arquitectónicos y cultura artística detrás de sus escenas revelan las inspiraciones creativas de los directores.

Las 7 referencias al mundo del arte en 'El juego del calamar' 2
'El juego del calamar' logró convertirse en el estreno más visto de Netflix.

Si quieres profundizar en los simbolismos y referencias que están sembradas a lo largo de la serie, estas 7 obras de arte, arquitectura y cultura popular te ayudarán a entender los orígenes detrás de las escenas más icónicas de esta popular serie.

No te preocupes, ¡no daremos ningún spoiler!

1. El grito de Edvard Munch

Las 7 referencias al mundo del arte en 'El juego del calamar' 5
Esta es una de las referencias al arte más evidentes de 'El Juego del calamar'.

Una de las referencias más evidentes en El juego del calamar comienza en el primer episodio con el inicio de los juegos sangrientos que tienen lugar. Haciendo un claro eco a El grito, obra del pintor y grabador noruego Edvard Munch, la serie recrea la expresión de angustia y miedo que existe en la figura andrógina de Munch sentando la tónica para lo que viene en el resto de la serie.

Sobre la obra: Obra central del movimiento expresionista, El grito fue un testimonio de la propia ansiedad que sufría Munch. Desesperación, angustia y miedo participan en este cuadro para reflejar la condición humana, la cual se ve potenciada por las formas torcidas del fondo, el uso de una paleta rojiza y la figura en primer plano de un ser visiblemente afligido.

2. Relatividad de M.C. Escher

Las 7 referencias al mundo del arte en 'El juego del calamar' 7
Las escaleras sin fin son otra de las referencias.

Uno de los leitmotiv a lo largo de la serie es el cuarto repleto de escaleras que parecieran no tener un sentido lógico. En él, los jugadores atraviesan el complejo para llegar a los nuevos retos y para regresar al cuarto común. Tal diseño es similar a Relatividad, obra litográfica del artista neerlandés, Maurits Cornelis Escher, donde se ilustran figuras anónimas vestidas de manera idéntica que pasean en un mundo absurdo e ilógico. Aquí, las escaleras más que ayudar a llegar a un lugar concreto, se convierten en un laberinto.

Sobre la obra: Sin adherirse a ningún movimiento artístico de su tiempo, Escher creó diferentes obras donde la geometría, la perspectiva y la ciencia se reimaginan para crear mundos que escaparan de las leyes físicas. Adepto a la obra del escritor francés Albert Camus, Escher solía decir que en sus obras las escaleras eran una figura pesimista y profunda. Aludiendo a que muchas veces pensamos que nos conducen a un lugar superior, cuando quizá no nos llevan a ningún lado.

3. La Muralla Roja de Ricardo Bofill

Las 7 referencias al mundo del arte en 'El juego del calamar' 9
El arquitecto español Ricardo Bofill está representado en la popular serie coreana.

Si Escher dio la pauta para la construcción de las escaleras, el arquitecto postmodernista español Ricardo Bofill, es sin duda la inspiración principal para el color y el diseño. Su obra La Muralla Roja guarda una gran similitud con el cuarto de escaleras en la serie, ambas representando estructuras laberínticas y con una estética utópica.

Sobre la obra: Construida en la ciudad española de Calpe (Alicante), este monumental edificio se encuentra al borde de un acantilado dando la apariencia de ser un fuerte. En esta fotografiada construcción, Bofill hace un homenaje a la tradición arquitectónica árabe al emplear estructuras similares a las kasbah, fortificaciones propias de países como Marruecos.

4. La cena de Judy Chicago

Las 7 referencias al mundo del arte en 'El juego del calamar' 11
'La cena' de Judy Chicago en 'El Juego del calamar'.

Una de las escenas más estremecedoras de la serie se lleva a cabo en una mesa triangular donde los jugadores restantes son invitados a una cena. De larga forma triangular y con manteles blancos, es imposible no pensar en la obra La cena de la pintora y escritora Judy Chicago, una de las pioneras en el arte feminista estadounidense de los setenta. En su obra, la artista creó una inmensa instalación con el objetivo de visibilizar la larga lista de mujeres que contribuyeron en diversas disciplinas a la historia de la humanidad.

Sobre la obra: Exhibida en 1979, la instalación de Judy Chicago tiene como escenario una enorme mesa triangular con 39 lugares y platos específicos para celebrar a diversas mujeres que hicieron historia. Adicionalmente, 999 nombres de mujeres fueron inscritos en la base de porcelana que sostiene la mesa.

5. El imperio de las luces de René Magritte

Las 7 referencias al mundo del arte en 'El juego del calamar' 13
La obra surrealista del pintor belga René Magritte también está representada.

Una de las referencias explícitas que hace el director de la serie, Hwang Dong-hyuk, es sin duda a la obra del pintor surrealista belga René Magritte. En una de las escenas del segundo episodio, se observan claramente diversos libros y pinturas de Magritte, entre ellas uno de sus cuadros más icónicos, El imperio de las luces. En él, Magritte incorpora dos conceptos antónimos, el día y la noche.

Sobre la obra: René Magritte, uno de los artistas más importantes del movimiento surrealista, estuvo siempre cautivado por conjugar conceptos que visualmente resultan en un oxímoron. En el caso de esta obra, la noche en la mitad inferior se contrapone al cielo iluminado de la parte superior. De igual modo, la imagen del farol que ilumina la penumbra fue también utilizada en la película El exorcista de William Friedkin.

6. La fiesta de Hegel de René Magritte

Las 7 referencias al mundo del arte en 'El juego del calamar' 15
'La fiesta de Hegel' de Magritte, en una escena de 'El juego del calamar'.

Confirmando su profunda admiración por Magritte, Hwang Dong-hyuk no deja pasar la oportunidad de hacer un guiño a otra obra del surrealista belga: La fiesta de Hegel. La sombrilla afamada de Magritte aparece en una de las escenas más populares de la serie, donde los participantes reciben dulces Dalgona como parte de un reto. No te diremos por qué, pero esta figura es motivo de un nivel alto de angustia.

Sobre la obra: Magritte constantemente creaba contradicciones en sus cuadros buscando emparentar dos conceptos de manera absurda. En este caso, la idea nació con la intención de representar un vaso de agua de una manera que no fuese indiferente a los ojos del espectador. Gracias a la decisión de incorporar una sombrilla, Magritte logró darle una fuerza visual al vaso de agua al hacer un oxímoron visual.

7. La cena surrealista de la familia Rothschild

Las 7 referencias al mundo del arte en 'El juego del calamar' 17
Guiño a las fiestas extravagantes de los Rothschild.

Además de ser una de las familias más ricas del mundo, los Rothschild fueron conocidos por ser anfitriones de una de las fiestas más extravagantes (y de controversia) del mundo. Con invitados como el pintor catalán Salvador Dalí y la actriz Audrey Hepburn, esta dinastía europea de origen judeoalemán reunió a las personas más adineradas e influyentes del mundo para una fiesta surrealista que levantó desde teorías conspiratorias hasta leyendas urbanas. Similar a la extravagancia y el despilfarro de una de las escenas clave en la serie, este evento es probablemente una referencia directa al poder desmedido de las élites.

Sobre el evento: Celebrada en 1972 en el lujoso Castillo de Ferrières (Francia), esta fiesta fue reconocida por ser una de las más extravagantes en la historia del siglo pasado. Los invitados debían portar máscaras surrealistas y las personas de servicios estaban vestidas como felinos. En la cultura popular el evento trascendió como una celebración supuestamente illuminati y satánica.

Sin duda, El juego del calamar seguirá dando mucho de qué hablar por los distintos niveles de interpretación que ofrece y el universo de símbolos que están sembrados a lo largo de la serie. Si no la has visto, te recomendamos agudizar la mirada y poner atención para continuar encontrando nuevas referencias.

También te puede interesar:

- 7 increíbles películas sobre arte y artistas para inspirar tu creatividad
- La ilustradora española tras Selena Gomez en la nueva serie de Disney+
- Las 10 mejores series de televisión de la historia, por Hernán Caffiero

1 comentario

Entra o crea tu cuenta para comentar

Recibe en tu email las novedades de Domestika