Qué es

Motion graphics: ¿qué es y para qué sirve?

Conoce en qué se diferencian los motion graphics de la animación y por qué son tan efectivos en el diseño

En la actualidad los motion graphics son un estilo de diseño que está cobrando cada vez más popularidad. Se ha comprobado que las personas prestan más atención a los videos que a las imágenes, incluso si son GIFs simples con un poco de movimiento.

Es por ello que como profesional del diseño gráfico, te encontrarás tarde o temprano con un cliente que te solicitará una pieza de motion graphics, y aprender a diseñar estas piezas te ayudará a destacarte entre la competencia. Conoce a continuación en qué consisten.

¿Qué son los motion graphics?

Los motion graphics son en esencia un tipo de animación, pero su propósito es distinto en varios sentidos. El término animación puede referirse a distintas técnicas para hacer que las imágenes tengan movimiento, como lo sabemos por las series y películas animadas. Podríamos decir que en la animación un componente básico es la narrativa o contar una historia.

Por otro lado, los motion graphics son propiamente un estilo de diseño, en el que el movimiento se aplica a ciertos elementos de una composición para atraer la atención del espectador a ellos.

En este video podrás ver algunos ejemplos de motion graphics de Guillermo Zapiola (@guillermo_zapiola):

El origen de los motion graphics

Existen varios antecedentes históricos de la animación, incluyendo artefactos como el flipbook o folioscopio. Pero para hablar propiamente del origen de los motion graphics como recurso de diseño, nos remontamos a mitad del siglo XX.

El animador estadounidense John Whitney usó animación por computadora para crear secuencias para cine y televisión. Él fue uno de los primeros en usar el término. Entre sus trabajos más notables está la secuencia de créditos de Vertigo (1958) de Alfred Hitchcock, que creó bajo la dirección del diseñador gráfico Saul Bass.

Los motion graphics en la actualidad

Gracias a softwares como Adobe Flash, Adobe Animate, Cinema 4D y After Effects, crear motion graphics ya no es un trabajo que requiera horas interminables para animar un solo segundo.

Esto no quiere decir que todos los motion graphics usen exclusivamente técnicas digitales: muchos diseñadores contemporáneos incorporan técnicas digitales y analógicas para sus piezas. Otros combinan técnicas digitales de animación para efectos complejos, como en este video de Yimbo Escárrega (@yimbo8):

Usos de los motion graphics

Los límites de los motion graphics son tan amplios como los del diseño mismo. Lo mismo sucede con los estilos: podrás lograr efectos serios y elegantes o bien, divertidos y juguetones para ajustarte al mensaje que debe comunicar la marca o cliente.

Algunos de los campos de aplicación más populares de los motion graphics son:

Infografías

Puedes destacar un dato, por ejemplo, una gráfica que va hacia arriba para llamar la atención sobre una tendencia. Los motion graphics pueden ayudar a comprender mejor una idea abstracta o compleja, como en este video de Sujin Yang.

Logos

Destaca con color o movimiento el nombre de la marca u otro elemento visual como una forma o figura para hacerlo memorable. Aquí hay algunos logos en movimiento de Carlos “Zenzuke” Albarrán (@zenzuke):

Campañas

Si estás trabajando en una campaña con un información o una frase que debes destacar, añadir movimiento será muy efectivo. Mira este ejemplo de Holke 79 (@holke79):

Tipografía

Si un video tiene mucho texto o debes comunicar mucha información, un buen recurso es añadir motion graphics a las partes más importantes, o simplemente, animar todo el texto con distintos efectos. Este es un ejemplo de Antony Parker:

0 comentarios

Entra o crea tu cuenta para comentar

Recibe en tu email las novedades de Domestika