Lucas Daglio

Nació con el nombre de Lucas Daglio, Leopoldo es su segundo nombre pero ya lo superó. En un desayuno las posibilidades de que la tostada le caiga del lado no untado son escasas, pero es optimista, sigue eligiendo tostadas. Toca dos canciones con la guitarra, "Escaleras al cielo" y otra que no recuerda el nombre. De pequeño, debido a una grave afección llamada timidez, devenida en introversión, inventó, muy a su pesar, modos alternativos de comunicación para conseguir las cosas que quería: tuvo rastas, se rapó, se tiñó la barba de azul, leyó cuanto libro cabía en su casa y jugó fútbol. Nada de esto le sirvió para conseguir novia.

Años más tarde estudió publicidad, se especializó en redacción publicitaria, en paralelo escribió sus cuentos bajo el seudónimo de “El fantástico” y los presentó como portfolio en su primera entrevista de trabajo como publicitario, profesión que practicó en los siguientes 10 años, pasando por agencias como Euro RSCG,
J. Walter Thompson en Buenos Aires y Herraiz & Soto en Barcelona, España.

En 2006, en una comida muy aburrida se le ocurrió comenzar a dar clases, fue al Instituto Superior de Publicidad de Buenos Aires y presentó un proyecto de taller experimental de creatividad. Fue aceptado y tuvo a su cargo las asignaturas de Creatividad y Redacción Publicitaria.

Al viajar a Barcelona en 2009 trasladó su proyecto de taller allí, bajo el nombre de
"El Clandestino", un sueño que fue creciendo y que hoy es la semilla de Stay Hungry Stay Foolish, esta nueva iniciativa a su cargo.

También dió clases en IED (Instituto Europeo de Diseño) colaboró en los Masters de Zink Project y le prepara la cena a su novia.

www.stayhungrystayfoolish.es

Projects

Professional listing