Arte

Caleidoscopios submarinos para salvar el océano

Estas esculturas acuáticas son una nueva ventana para ver la realidad de nuestros mares.

A 35 kilómetros de Los Ángeles, bajo el océano de la costa de la isla de Santa Catalina en California, habita una serie de tres pabellones geométricos ocultos a la vista; tres esferas geodésicas que flotan a aproximadamente 5, 10 y 50 pies debajo de la superficie.

Su creador, el artista americano Doug Aitken, ha dedicado gran parte de su vida al mar, trabajando con diseñadores, pensadores y líderes para crear conciencia sobre la contaminación plástica de éste, la pesca excesiva y el cambio climático, además de idear operaciones de intercepción y limpieza. Entre sus proyectos más reconocidos se encuentra una zapatilla para correr y camisetas de fútbol fabricadas en colaboración con Adidas, a partir de residuos plásticos marinos reciclados recogidos en las Maldivas.

Caleidoscopios submarinos para salvar el océano  1

Underwater Pavillions se realizó junto con Parley for the Oceans, una organización que aboga por el cuidado del medio ambiente, siendo el resultado de un período de un año de investigación y consulta de la mano de expertos marinos, científicos e ingenieros, como la reconocida oceanógrafa Sylvia Earle y la constructora de submarinos Liz Taylor.

Fue presentada en colaboración con el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles (MOCA), cuyo primer objetivo era generar una conversación sobre la conservación del océano con un público más amplio a través de una experiencia física con el océano; el diseño geométrico y los espejos de las esculturas, crean un observatorio caleidoscópico que convive con paneles tallados a mano, semejantes a rocas, diseñados para fomentar el crecimiento marino, involucrándose directamente al ecosistema.

Caleidoscopios submarinos para salvar el océano  3

El proyecto genera espacios submarinos que sintetizan el arte y la ciencia, en los que los espectadores pueden nadar, ya sea por dentro o alrededor de las estructuras, funcionando como un pequeño museo de la vida marina, creando una variedad de experiencias debido al constante cambio de condiciones del océano; alterando la estructura, forma y color de los pabellones que cobran vida gracias a las especies y organismos que se instalan sobre ellas.

Centrando la atención del espectador en el ritmo del océano y sus ciclos de vida, la obra pretende crear conciencia sobre la belleza y fragilidad de nuestros océanos, y colaborar para poner fin a su destrucción.

Caleidoscopios submarinos para salvar el océano  5
Caleidoscopios submarinos para salvar el océano  6
Caleidoscopios submarinos para salvar el océano  7
0 comentarios

Entra o crea tu cuenta para comentar

Recibe en tu email las novedades de Domestika