Arte

Banksy lo vuelve a hacer

Banksy vuelve a poner patas arriba el mundo del arte destruyendo su propia obra ante los ojos atónitos de una subasta.

Considerado como uno de los artistas urbanos más esquivos e irreverentes del mundo, y a pesar de que nadie conoce su verdadera identidad, el nombre de Banksy ha vuelto a acaparar titulares en publicaciones de todos los rincones del planeta, que en esta ocasión no se hacían eco de la creación de su última obra, sino todo lo contrario.

Esta semana salía a subasta 'Girl with balloon' (niña con globo) –una copia sobre lienzo de una de sus más célebres intervenciones de arte urbano, realizada en 2002, que primero hizo su aparición en un muro de Shoreditch y más tarde el mismo año también se dejó ver en el Southbank de Londres junto a la inscripción "There is Always Hope" (siempre queda esperanza)– en un Londres inmerso en plena Frieze, una feria que congrega a las más grandes galerías.

Era viernes por la noche cuando, tras una intensa puja, la maza golpeaba la mesa en la sala de Sotheby's para anunciar que un comprador desconocido había adquirido un Banksy por 1,2 millones de euros; apenas unos segundos después, el barullo inicial se convirtió en un silencio sepulcral cuando la muchedumbre se dio cuenta de que, en ese preciso instante, la obra se autodestruía ante sus ojos.

Banksy lo vuelve a hacer 3

Al mismo tiempo, Banksy, desde sus redes sociales, publicaba un vídeo en el que reconocía y mostraba cómo había instalado una destructora de papel dentro del marco que albergaba 'Girl with balloon', junto a la leyenda "Going, going, gone…” (se va, se va, se fue"). El artista había previsto que esta obra terminaría subastándose, como efectivamente ocurrió, y tenía prevista esta acción desde hace años, momento en el que filmó las imágenes en que se puede ver al propio artista colocar el mecanismo que terminó haciendo trizas su propia obra por la que alguien acababa de pagar una inmensa cantidad de dinero.

Banksy lo vuelve a hacer 5

El suceso, como es lógico, ha dado la vuelta al mundo y son muchos los que se preguntan si será el propio Banksy el comprador anónimo y si la acción, lejos de criticar los altísimos precios del mundo del arte, han conseguido el efecto contrario.

0 comentarios

Entra o crea tu cuenta para comentar

Recibe en tu email las novedades de Domestika