Fotografía

Lola Álvarez Bravo, la fotógrafa que desafió al México conservador

Recordamos a la primera mujer fotógrafa mexicana, conocida como la biógrafa visual del México del siglo XX

Desde que se inventara la técnica fotográfica, México ha contado con una gran trayectoria de fotógrafos, hombres y mujeres que han sabido retratar la rica diversidad social y el contradictorio universo mexicano, un país que en ocasiones pareciera contener varios países dentro de un territorio hermoso y a la vez complejo de entender.

Dentro de ese grupo talentoso de artistas visuales, una joven fotógrafa desafió las convenciones sociales del México de los años 30 y se convirtió en la mujer pionera de la imagen poética. Su nombre fue Lola Álvarez Bravo.

Retrato de Lola Álvarez Bravo.
Retrato de Lola Álvarez Bravo.

Un ambiente conservador lleno de reglas para las mujeres

Nació con el nombre de Dolores Martínez de Anda en la región occidental de Jalisco en 1907, y creció en una familia adinerada y conservadora, la cual intentó enseñarle las costumbres y tradiciones dignas de una “señorita” de la época, como servir el té y hornear pasteles decorados. Lola, con su actitud autónoma y hasta cierto punto rebelde en un México conservador, tenía claro que quería desarrollar una vida fuera de esos patrones sociales y dedicarse a algo especial.

Luego de mudarse a la capital tras la muerte de su padre, todavía siendo adolescente, se casó con Manuel Álvarez Bravo, quien se convertiría en uno de los precursores más importantes de la fotografía en México y Latinoamérica. Trabajando como su asistente, Lola aprendió de su marido el quehacer de la fotografía, y juntos montaron un taller del oficio.

Manuel Álvarez Bravo retratado por su esposa Lola.
Manuel Álvarez Bravo retratado por su esposa Lola.

A medida que Lola asistía a Manuel, empezaba a desarrollar una gran pasión por cazar las imágenes de su cotidianidad, y un viaje de la pareja a la región de Oaxaca se convirtió en un momento trascendental para la naciente artista, donde se encuentra con el México profundo a través de su lente con una cámara Graflex que había comprado a la fotógrafa italiana Tina Modotti.

Fotógrafa: ¿al azar, o por pasión?

En una oportunidad en la que Manuel cayó gravemente enfermo, Lola se vio forzada a terminar un proyecto de fotografía encargado por la revista Mexican Folkways. Fue así como, por causas del azar, la joven se enfrentó por primera vez al mundo fotográfico de manera profesional, y desde entonces se dedicaría para siempre a observar México desde un punto de vista único y humano.

Imagen de Lola Álvarez Bravo.
Imagen de Lola Álvarez Bravo.

Aunque el matrimonio Álvarez Bravo tuvo años de mucha producción artística, la pareja de fotógrafos se separó después de 10 años de casados, y Lola, fiel a su espíritu independiente y a sus ganas fervientes de acercarse al México artístico, se mudó con su amiga la pintora María Izquierdo, también recién separada de su esposo.

A partir de ese momento, Lola Álvarez Bravo, quien decidió mantener el apellido de su ex marido por razones profesionales, comenzó su trayectoria profesional en El Maestro Rural, una revista editada por aquel entonces por la Secretaría de Educación Pública.

Para acompañar los artículos de la revista, Lola Álvarez viajó por todo México fotografiando escuelas, granjas, fábricas, hospitales, y orfanatos, lugares que la intrigaron aún más sobre la cultura mexicana tradicional y las condiciones sociales que veía en sus viajes por el mundo rural.

Lola Álvarez Bravo se interesaba por la vida y las costumbres del México rural.
Lola Álvarez Bravo se interesaba por la vida y las costumbres del México rural.
Destacan sus retratos humanistas que juegan entre las luces y sombras.
Destacan sus retratos humanistas que juegan entre las luces y sombras.

Un recorrido artístico lleno de personalidades y revolución

Lola Álvarez tuvo también la fortuna de codearse con los artistas mexicanos más influyentes del renacimiento cultural posrevolucionario, colaborando con los grandes muralistas Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, los pintores Rufino Tamayo y María Izquierdo, el escritor Carlos Fuentes, y fue notoria su amistad cercana con Frida Kahlo.

El muralista Diego Rivera fotografiado por Lola Álvarez Bravo.
El muralista Diego Rivera fotografiado por Lola Álvarez Bravo.

Además de fotógrafa profesional, Lola Álvarez también fue curadora y promotora cultural, y en 1951 abrió la Galería de Arte Contemporáneo donde organizó la única exposición en vida de Frida Kahlo. La artista, que décadas después se volvería ícono del arte mexicano, fue una gran inspiración para Lola, quien le realizó una serie de retratos que hasta hoy son de las imágenes más íntimas de la pintora.

La pintora Frida Kahlo fotografiada por Lola Álvarez Bravo.
La pintora Frida Kahlo fotografiada por Lola Álvarez Bravo.

El uso del fotomontaje y los retratos humanistas

Lola Álvarez logró documentar a lo largo de varias décadas el desarrollo económico exacerbado de las urbes mexicanas, retratando efectivamente la dicotomía entre un México crecientemente industrializado, y un México rural que iba desapareciendo frente a su cámara.

Con un toque de ironía, la fotógrafa también fue pionera en la técnica del fotomontaje, impregnando de un estilo modernista sus collages arquitectónicos que reflejaban temas sobre la industrialización y la masificación de lo urbano y del concreto.

Los fotomontajes de Lola Álvarez Bravo reflejan temas de la modernidad...
Los fotomontajes de Lola Álvarez Bravo reflejan temas de la modernidad...
... Así como reflejan con ironía la masificación industrial.
... Así como reflejan con ironía la masificación industrial.

Fueron muy conocidos también sus retratos con perspectiva humanista que jugaban elegantemente con las luces y sombras, balanceando entre las cualidades formales de la luz y un tratamiento visual realístico de la cotidianidad. Eran retratos llenos de dignidad, de un pueblo trabajador que lentamente era olvidado por el progreso económico.

Las imágenes de Lola Álvarez reflejan un México cambiante.
Las imágenes de Lola Álvarez reflejan un México cambiante.

La mexicana tenía un gran interés en retratar a profundidad la vida del ciudadano anónimo, y deambulaba con su cámara por pueblos y ciudades en búsqueda de esos momentos emotivos y composiciones únicas que nos harían reconsiderar lo que significa la identidad mexicana.

Lola Álvarez Bravo.
Lola Álvarez Bravo.

Captar la realidad cambiante de su tiempo

En la obra de Lola Álvarez Bravo se puede sentir con fuerte presencia el rol de la nostalgia, una añoranza a los tiempos pasados de un país que cambiaría rápidamente de estética al mismo tiempo que la industrialización global.

En sus propias palabras, Lola siempre quiso retratar una crónica visual de México, de su tiempo y su gente, fotografiando a través de su mirada cosas que ya no se verían más, una especie de biografía visual del paso del tiempo y la transformación de una sociedad a lo largo del siglo XX.

¿Conocías la obra de la fotógrafa mexicana Lola Álvarez Bravo? Puedes dejar tus comentarios al final de este artículo.

También te puede interesar:

- Más allá de Frida: 7 artistas mexicanas que hicieron historia
- 6 fotógrafas que retrataron las grandes luchas de las mujeres
- Gratis 8.000 documentos de arte latinoamericano del siglo XX y XXI

Cursos recomendados

Fotografía profesional para Instagram. Un curso de Fotografía, Vídeo, Marketing y Negocios de Mina Barrio

Fotografía profesional para Instagram

Un curso de Mina Barrio

Aprende todos los trucos para hacer y editar fotografías para redes sociales con tu teléfono

  • 262266
  • 99% (11K)
70% Dto.
Precio original $19.99USD
Comprar $5.99USD
Introducción a Adobe Photoshop. Un curso de Diseño, Fotografía y Vídeo de Carles Marsal
Domestika Basics · 5 cursos

Introducción a Adobe Photoshop

Un curso de Carles Marsal

Aprende Adobe Photoshop desde cero y domina el mejor software de tratamiento, retoque y creación de imágenes digitales del mercado

  • 361374
  • 100% (9.9K)
67% Dto.
Precio original $29.99USD
Comprar $9.99USD
Diario de poesía visual: narra con fotografía y versos. Un curso de Fotografía, Vídeo y Escritura de Lina Botero

Diario de poesía visual: narra con fotografía y versos

Un curso de Lina Botero

Aprende a narrar combinando distintos lenguajes como la palabra, el video y la fotografía para plasmar tus emociones de forma original.

  • 12145
  • 99% (220)
70% Dto.
Precio original $19.99USD
Comprar $5.99USD
0 comentarios