Animación

5 estilos de dirección de arte para motion graphics

Aprende, de la mano de Helio Vega, a definir la estética de tus proyectos audiovisuales

Helio Vega (@heliovega) tiene más de 12 años de experiencia como diseñador, realizador, director creativo y de arte audiovisual le ha permitido trabajar para marcas como Coca-Cola, Ford, CBS, Spain Media, Al Jazeera y HBO, entre otras. Él comparte contigo todo lo que necesitas saber sobre cómo resolver una idea completa con gráficos animados.

5 estilos de dirección de arte para motion graphics 2
Helio Vega

Entender cada estilo de arte y saber evaluar su intención y utilidad, te ayudará a desarrollar los universos visuales que mejor le van a cada uno de tus proyectos, y a conceptualizar ideas que puedan transformarse en gráficos animados que comuniquen exactamente lo que estás buscando. A continuación Helio comparte contigo ejemplos de cinco estilos básicos de dirección de arte para motion graphics.

Informativo

Un ejemplo de esta estética visual es el trabajo de Danny Yount, diseñador y director de arte de los títulos de la película Sherlock Holmes. Está basada en el conocimiento esencial del personaje principal de la historia: un detective que leía todas las mañanas el periódico para buscar los casos que atendería. Así, los títulos hacen un perfecto match con la esencia del protagonista.

Líquido

Este estilo conecta de forma directa con el mundo de la ensoñación: está basado en el uso de elementos gráficamente etéreos que parecen moverse y flotar con suavidad, y que remiten al movimiento de objetos sobre el agua. Un buen ejemplo es Metamorphosis, pieza de Buck realizada para Good Books.

Académico

Es un estilo sigue todas las pautas básicas del diseño gráfico: simetría, orden de composición y manejo de color enfocado en transmitir mensajes concretos. El trabajo de branding e identidad que realizó el estudio Man Vs Machine para el canal británico Film4 es un buen ejemplo del uso de grids o retículas para este fin.

Playful

Se trata de una alternativa de estética visual que tiene el objetivo principal de sorprender y atraer la atención del espectador, y no tanto de darle protagonismo a la historia. Está basada en la utilización de colores intensos para la construcción de un visual altamente llamativo. Mira este ejemplo: se trata de Peripetics, el proyecto que el estudio Zeitguised realizó para una exhibición de apertura en la galería Zirkel.

Persuasivo

Históricamente, el estilo persuasivo ha sido usado por gobiernos que buscan convencer a los públicos de seguir ciertas ideologías –como los pósters de propaganda de la Unión Soviética, saturados de negros y rojos con simbolismos políticos–. El teaser de la primera temporada de The Americans, de FX es un claro ejemplo del uso de esta conceptualización visual.

Si te interesa saber más sobre cómo conceptualizar artísticamente una idea para un proyecto audiovisual animado, apúntate al curso Dirección de arte para motion graphics, de Helio Vega.

0 comentarios

Entra o crea tu cuenta para comentar

Recibe en tu email las novedades de Domestika