Recursos

Pinceles para acuarela: tipos y cuidado

Naranjalidad nos descubre qué tipos de pinceles debemos usar para pintar con acuarela, cómo usarlos para cada tipo de trazo y cómo guardarlos para que duren más tiempo

Tipos de pinceles para acuarela

Antes de empezar a pintar con acuarela, es importante que prepares tu propia paleta básica de pinceles. Esta será tu principal herramienta de trabajo, por eso es importante saber qué tipos de pinceles podemos usar en cada caso. Para Naranjalidad, (@naranjalidad) ilustradora y profesora en Domestika, hay tres tipos de pinceles imprescindibles:

· Punta redonda. Inician la lista porque son indispensables, no pueden faltar a ningún artista. Son los pinceles más versátiles y polivalentes ya que sirven para rellenar grandes superficies, pero también para añadir detalles y líneas finas. Los hay de diferentes tamaños, pero los medianos te ayudarán a cubrir todas tus necesidades.

Pinceles para acuarela: tipos y cuidado 3

· Punta plana y cuadrada. Suelen ser más blandos y sirven para trazos más geométricos y para definir los bordes. Estas brochas van muy bien para trazos muy marcados y líneas rectas, pues evitan los errores curvos.

Pinceles para acuarela: tipos y cuidado 5

· Pincel de pelo natural. Fino y ancho a la vez, su secreto reside en la gran cantidad de agua que almacena. Su forma, como de gota, permite que tenga una pinta fina y estilizada y un grosor central muy húmedo. Permite dar trazos que cambian de grosor: puedes empezar fino y acabar con un trazo mucho más gordo sin levantar el pincel del papel. Por el material del que están hechos, estos suelen ser muy caros, pero existen pinceles de caligrafía que suelen ofrecer resultados similares de buena calidad.

Pinceles para acuarela: tipos y cuidado 7

Consejos para cuidar y guardar los pinceles

Tan importante como saber usar los pinceles para acuarela correctamente es limpiarlos y guardarlos bien para que te acompañen durante mucho tiempo. Además, teniendo en cuenta estos consejos, evitarás que tengas que volver a hacer de nuevo una inversión. Con estos sencillos cinco trucos será difícil que se te estropee un pincel.

1. No lo dejes nunca sumergido en agua. Es el mayor error a la hora de cuidar los pinceles, ya que, con el peso, la punta del pincel se estropea y se deforma, y el mango de madera puede absorber demasiada humedad y astillarse. Por ello es importante colocarlos en horizontal siempre, sobre un trapo húmedo para que absorba la humedad.

Pinceles para acuarela: tipos y cuidado 10

2. Usa jabón con los más sucios. Algunos pinceles más antiguos no se limpian bien solo con agua, por lo que es necesario recurrir al jabón. ¿Cómo? Muy sencillo: pon jabón en la palma de tu mano, humedece un poco el pincel y frótalo suavemente contra el jabón de tu mano. Después enjuágalo bien y sécalo.

Pinceles para acuarela: tipos y cuidado 12

3. Devuélveles la forma con los dedos. Cuando ya están totalmente limpios pero todavía un poco húmedos, usa tus dedos para devolverles la forma natural del pincel y así, cuando se sequen, te aseguras de que no lo hacen de cualquier manera.

Pinceles para acuarela: tipos y cuidado 14

4. Ponlos a secar siempre en horizontal. Lo ideal es que el peso del pincel resida por igual en toda su estructura, por lo que ponerlo en horizontal es la forma más orgánica de secarlo. Si por falta de espacio no puedes hacerlo, siempre puedes ponerlos en vertical pero nunca con el pelo hacia abajo porque se deformarían y no podríamos volver a usarlos.

Pinceles para acuarela: tipos y cuidado 16

5. Sécalos al aire. Si tienes tiempo es lo mejor, pero si hay prisa o no puedes, un portapinceles de tela o lona donde poder guardarlos es buena idea, puesto que la tela absorberá la humedad y se secarán sin problemas manteniendo su forma.

Pinceles para acuarela: tipos y cuidado 18
0 comentários

Entre ou crie sua conta para comentar

Receba em seu e-mail as novidades do Domestika