Arte

El legado de Keith Haring en Barcelona

En el Día Mundial de la Lucha contra el sida recordamos la figura del artista norteamericano, quien pintó un gran mural para mostrar su lucha contra la enfermedad

En febrero de 1989 Keith Haring (Pennsylvania,1958 - Nueva York,1990), artista internacionalmente reconocido por su estilo pop y figurativo, así como por sus trazos grandes y negros, aterrizó en Barcelona y de forma casi fortuita, dibujó uno de los emblemas de la ciudad condal y un símbolo internacional de la lucha contra el sida. El muro original tuvo que ser derruido al cabo de pocos años, pero en 2014 volvió a reproducirse uno nuevo con el calco de la obra original y el mismo color.

El legado de Keith Haring en Barcelona  1

Mural reconstruido, 2014. Dibujo, pintura plástica sobre pared, 235 x 3400 cm. Patian [CC BY-SA 3.0], Wikimedia Commons

Una obra cargada de simbolismo y optimismo

Haring, tras hablar con unos conocidos sobre hacer una intervención artística en la ciudad, aceptó con la única condición de escoger el lugar. El artista se decantó por una plaza en el corazón del Raval de Barcelona, entonces conocido como el Barrio Chino, que en esos momentos se encontraba apreciablemente degradado. No casualmente, Haring escogió una de las paredes donde cada mañana se encontraban más jeringuillas, en la plaza Salvador Seguí, dado que, según decía, le recordaba a los barrios marginales de Nueva York donde había empezado a pintar.

Pese a ser Haring un artista muy cotizado ya en esos momentos, quiso pintar el mural del Raval de forma desinteresada, dejando un legado para siempre en la ciudad.

El artista pintó en un un contrafuerte adosado a la pared de un edificio en estado ruinoso y lo realizó durante cinco horas, tal como anota en sus Diarios:

“He tardado cinco horas en pintarlo, tal como había previsto. La pared ya tenía una inclinación extraña en que era difícil pintar, pero una de las cosas que más me gustan de este trabajo es la adaptabilidad (física) que requiere. He encontrado una postura que me permitía pintar de una manera homogénea y equilibrada. Algunas de las mejores fotos de este mural reflejan el lenguaje del cuerpo y las posturas que adopto para pintar”.
El legado de Keith Haring en Barcelona  6
El legado de Keith Haring en Barcelona  7

En el mural se puede ver una jeringuilla ahogándose por una gran serpiente, que podría representar la enfermedad, y que lleva la palabra sida debajo. Una pareja que forma una tijera secciona el animal mientras otra persona le coloca un preservativo en la cola. Pintado todo en color rojo, el color de la sangre, Haring terminó el mural con un lema: Todos juntos podemos parar el sida.

La reconstrucción del muro con el calco original, emblema de Barcelona

Haring planteó este mural como una obra efímera, dado el estado en el que se encontraba el muro. A causa del deterioro del edificio y como parte de un plan de reforma del barrio, tuvo que ser derruido todo el edificio. El Ayuntamiento decidió realizar un calco a medida real de la obra y tomar muestras del color de la pintura utilizada y en 1992 se inició el proceso de calca de la obra.

El Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA) ha reproducido su obra en dos ocasiones de forma temporal: en 1996 y 1998. Finalmente, en febrero de 2014, coincidiendo con el 25 aniversario de la realización del mural por parte de Keith Haring, el mural volvió a ser reproducido en el muro exterior con colaboración de la Keith Haring Foundation, el Ayuntamiento de Barcelona y el MACBA. El mural mide 235 x 3400 cm, se encuentra en la Plaza Joan Corominas, colindante al museo y se realizó con pintura plástica.

Keith Haring, icono del arte callejero y del activismo social

Keith Haring es hoy una de las figuras artísticas más representativas de la cultura pop, el graffiti y el activismo social. Nacido en Pennsylvania, se trasladó a Nueva York para estudiar arte en la Escuela de Artes Visuales. Allí encontraría lo que sería el germen de su obra: una comunidad artística alternativa que se desarrollaba fuera de los museos y se extendía a las calles, metros y bares.

Entre 1980 y 1985 empezó a dibujar encima de las vallas publicitarias en el metro y pronto, los neoyorquinos empezaron a reconocer al artista, quien tomaba estas estaciones como “su laboratorio” para experimentar con sus dibujos. Pronto obtuvo reconocimiento internacional, exponiendo en grandes galerías y museos.

El legado de Keith Haring en Barcelona  12

Keith Haring en el Stedelijk Museum, Amsterdam, 1986. Archivo Nacional.

En 1982 realizó su primer mural en Nueva York, y a partir de entonces, realizó más de 50 murales en ciudades de todo el mundo, como en Berlín, París, Pisa o Barcelona. En ellos podemos encontrar sus iconos habituales, cargados con un fuerte activismo social, así como elementos homoeróticos: niños, vida, sexo, la muerte, y en sus últimos años, la lucha contra el sida.

En 1988 se le diagnosticó el sida y en 1989 estableció la Keith Haring Foundation, con el objetivo de ayudar a la financiación de la enfermedad, ayuda a organizaciones y programas infantiles. Keith Haring murió en el 30 de febrero de 1990 a causa de complicaciones relacionadas con el sida.

0 comentários

Entre ou crie sua conta para comentar

Receba em seu e-mail as novidades do Domestika