Maribel

Politóloga de profesión, bordadora por convicción y naturaleza. Aprendí a bordar como todas las mujeres de mi familia: de niña, casi a fuerzas y en un largo camino de ensayo y error que aún no termina. Mi pasión es el punto de cruz. Pero igualmente me obsesionan los bordados simétricos o que ofrecen orden y coherencia. Por eso para mi es un gran reto aprender técnicas donde la perfección reside más allá de un patrón o un revés perfecto; deseo aprender a manejar otros significados en algo tan intimo y personal como es para mi el bordado. Bordar para mi es meditar, trascender, compartir. Y me emociona mucho explorar otras técnicas, otros significados.


Se unió en agosto de 2019
8
Cursos
46
Comentarios