Diseño

Kintsugi: consejos para romper objetos de cerámica con oro

Iníciate en el arte japonés de reparar objetos rotos de cerámica y descubre qué materiales necesitas para ello

El Kintsugi es una antigua técnica japonesa descubierta en el siglo XV que nos invita a reparar un objeto roto realzando sus cicatrices con polvo de oro en lugar de tratar de ocultarlas. Se trata de un proceso de reparación extremadamente preciso que requiere una técnica ajustada.

Paradójicamente, para aprender a reparar estas piezas, tenemos, también, que aprender a romper los objetos de una forma controlada. Esto nos permitirá comenzar a explorar la posibilidad de unión de las piezas con una dificultad progresiva. Para romper los objetos que repararemos existe una técnica. La artista de la cerámica y experta en kintsugi Clara Graziolino (@claragraziolino) la describe a continuación.

Para romper los objetos que repararemos también existe una técnica.
Para romper los objetos que repararemos también existe una técnica.

¿Cómo elegir los tazones para tu proyecto Kintsugi?

Según la experta, para un nivel inicial, lo ideal es contar con dos cuencos de entre 8 y 15 centímetros de diámetro que podamos romper en tres o cuatro partes. Podemos comprar los cuencos con este propósito. Estos cuencos tiene que ser de porcelana o gres ya que son materiales de base dura. La importancia de definir la base, como veremos más adelante, está relacionada con el pegamento que luego utilizaremos para pegar las partes.

¿Cómo nos aseguramos de que los cuencos sean de base dura?

Algunas marcas brindan al consumidor detalles en las etiquetas con los materiales con los que están hechos sus cuencos pero si tenemos cuencos en casa y no estamos seguros de qué material son, hay un experimento que se puede hacer para intentar averiguarlo. Es el talón del tazón lo que puede darnos pistas, es decir, la parte que usamos para apoyarlo. Si lo apoyamos sobre agua y queda mojado, significa que el material es blando. Sino absorbe, entonces es duro.

La porcelana y el gres sirven para el kintsugi porque son de base dura.
La porcelana y el gres sirven para el kintsugi porque son de base dura.

¿Qué color y forma debemos elegir?

Respecto al color y la forma, Clara explica que puedes elegir el diseño que quieras pero recomienda tener en mente que los colores oscuros suelen crear un efecto contraste especialmente interesante con las líneas doradas. Lo único que desalienta es la elección de tazones que ya tengan decoración dorada porque no dejarán lucir las líneas de oro de nuestra reparación.

Materiales básicos

Para practicar Kintsugi necesitamos:

- Un martillo.

- Un paño de tela.

- Una pinza.

- Otros cuencos de reserva. No importa qué tanta experiencia tengas rompiendo, siempre algo puede fallar.

¿Cómo se rompe algo “controladamente”?

Practicando. Para comenzar a romper, necesitamos una base firme sobre la que podamos dar un buen golpe. Ella prefiere el suelo pero, explica, este proceso se puede hacer también en una mesa de base muy firme. Si lo haces en el piso, advierte, es preferible que este nos sea de madera.

El golpe no se da directamente sobre la pieza. Es mejor envolver el cuenco en un paño de tela, como una toalla, para evitar que vuelen pedazos cuando lo rompas. Tampoco hay que golpear cualquier ángulo del objeto, lo recomendable es buscar la parte de mayor superficie.

Se necesita un martillo o una pinza para poder lograr la cantidad y el estilo de roturas que necesitamos para practicar.
Se necesita un martillo o una pinza para poder lograr la cantidad y el estilo de roturas que necesitamos para practicar.

El golpe debe comenzar siendo suave y, luego, se puede ir subiendo la intensidad a medida que constatamos si realmente estamos logrando romperlo. La idea no es romper el bol con el primer golpe sino ser cuidadosos y hacerlo progresivamente. En su curso podrás ver cómo ella va chequeando, paso a paso, el estado de su cuenco. Siempre hay que ser muy cuidadoso, también, con tocar las partes rotas porque suelen quedar astillas.

Para conseguir las roturas más pequeñas -solemos necesitarlas para practicar la reconstrucción de nuestra pieza- es recomendable partir la cerámica directamente con la pinza y deshacernos de las partes que se desprenden ya que, de todas formas, esas son las que intentaremos reconstruir.

Pieza rota en cuatro partes y detalles listos para la restauración.
Pieza rota en cuatro partes y detalles listos para la restauración.

El origen de la cerámica

La palabra cerámica proviene de la palabra griega κεραμικός (keramikos). Su realización es una de las expresiones más antiguas que se conoce del ser humano y su definición técnica es: pieza de materiales duros, quebradizos, resistentes al calor y a la corrosión.

De acuerdo al material proporcionado por Clara en su curso, los seres humanos parecen haber estado haciendo sus propias cerámicas durante al menos 26.000 años, sometiendo arcilla y sílice a un calor intenso para que se fusione y forme un material más duro. Los cuencos de cerámica más antiguos encontrados hasta ahora se hallaron en el centro sur de Europa.

Temperatura de cocción de la cerámica

Las diferencias que debes conocer para la restauración son la temperatura de cocción, el color,
la dureza, la densidad y la porosidad. Dependiendo de su composición, la cerámica se puede cocer a baja temperatura (800-1000ºC) o alta temperatura (1150-1350ºC). Este dato es fundamental porque si conocemos la temperatura de cocción, conoceremos todos los otros datos (excepto el color) y, entonces, podremos los mejores pegamentos para trabajar.

Las piezas rotas se unen con lacas doradas.
Las piezas rotas se unen con lacas doradas.

Tipos de cerámica

Las cerámicas más populares son:

- La porcelana: su cuerpo suele ser blanco y estar cubierto de esmalte transparente, aunque también puede ser vidriado y decorado con diferentes colores. Cuenta con una mínima porosidad y máxima resistencia. Está cocida a alta temperatura.

- El gres: su cuerpo puede ser de diferentes colores y también glaseado. Tiene una baja porosidad y una alta resistencia. Está cocida a alta temperatura.

- La terracota: su cuerpo suele ser rojo y, por lo general, no está esmaltado. La caracteriza una alta porosidad y una baja resistencia. Está cocida a baja temperatura.

- La loza de barro: su cuerpo es blanco y suele estar cubierto con esmalte transparente, aunque también puede ser vidriado y decorado con colores. Tiene una alta porosidad y baja resistencia. Está cocida a baja temperatura.

El proceso de reconstrucción de un cuenco.
El proceso de reconstrucción de un cuenco.

¿Cualquiera puede hacer Kintsugi?

Seguramente escuchaste que la técnica del Kintsugi es muy complicada y engañosa, que los materiales son muy caros y que el proceso puede tomar mucho tiempo. Todo eso es cierto y los artesanos japoneses practican durante años antes de recibir el título de maestros. Sin embargo, en el curso de Clara Introducción al Kintsugi: restaura tu cerámica con oro podrás practicar el proceso con materiales accesibles y serás capaz de terminar tus pieza en pocas horas. Esto te ayudará a explorar este arte de una forma más simple.

¿Quieres comenzar a experimentar con esta técnica? Puedes hacerlo en el curso Introducción al Kintsugi: restaura tu cerámica con oro. Allí conocerás la filosofía que hay detrás de esta antigua técnica y una forma accesible para llevarla a la práctica.

Cursos recomendados

Canva de 0 a 100: crea diseños de forma profesional. Un curso de Diseño de Clàudia Cánovas

Canva de 0 a 100: crea diseños de forma profesional

Un curso de Clàudia Cánovas

Aprende de forma detallada cómo funciona Canva mientras practicas diseñando tu propia guía de estilo y una página web completa

  • 46155
  • 96% (743)
GRATIS CON PLUS
Diseño de feed de Instagram con Canva. Un curso de Diseño de Isabel Gil Loef

Diseño de feed de Instagram con Canva

Un curso de Isabel Gil Loef

Aprende a diseñar plantillas que facilitarán tu producción de contenido en Instagram de manera homogénea, original e impactante

  • 35705
  • 99% (892)
GRATIS CON PLUS
Introducción a Adobe Photoshop. Un curso de Diseño, Fotografía y Vídeo de Carles Marsal
Domestika Basics · 5 cursos

Introducción a Adobe Photoshop

Un curso de Carles Marsal

Aprende Adobe Photoshop desde cero y domina el mejor software de tratamiento, retoque y creación de imágenes digitales del mercado

  • 356889
  • 100% (9.9K)
75% Dto.
Precio original $39.99USD
0 comentarios

Recibe las novedades de Domestika en tu email