Diseño

Cuando la música se puede ver

Las vibraciones de la música y la tinta interactúan traduciendo el sonido en espectaculares efectos visuales.

La sinestesia es la capacidad de algunos individuos de asimilar varias sensaciones en un único acto perceptivo; o lo que es lo mismo, oír colores, percibir sabores a través de las texturas o ver sonidos. El diseñador y director de arte español Martí Serra (@dsorder) ha conseguido acercar esta última sensación a los no sinestésicos en la colección de portadas de los discos del sello HE·ART.

Cuando la música se puede ver 1

Y lo ha hecho en sentido completamente literal. Las manchas que aparecen en cada una de las portadas de los discos han sido creadas por las vibraciones de la propia música. Utilizando un altavoz como corazón y principal impulsor de los movimientos, ha traducido las melodías en manchas las psicodélicas que ilustran cada una de las portadas.

Cuando la música se puede ver 3

Inspirado por las capas de la corteza terrestre Martí Serra dejó que la naturaleza del sonido hiciese su trabajo al interactuar con la tinta, dando lugar a estas formaciones abstractas y al mismo tiempo llenas de sentido que acercan el sonido de la música a nuestros ojos.

Cuando la música se puede ver 5
Cuando la música se puede ver 6
Cuando la música se puede ver 7
Cuando la música se puede ver 8
Cuando la música se puede ver 9
Cuando la música se puede ver 10
Cuando la música se puede ver 11

El latir de la tierra fue la fuente de inspiración de Martí Serra para crear las portadas de la colección de discos de He·Art.

Un comentario

Entra o crea tu cuenta para comentar

Recibe en tu email las novedades de Domestika