Ilustración

Cómo fabricarte una paleta húmeda portátil para gouache y acrílico

Crea una paleta para que no se sequen tus pinturas con materiales fáciles que tienes en casa

Uno de los motivos de gran derroche de pintura, sobretodo al aire libre, es que la pintura se nos seca muy rápido en la paleta.

Aunque existen paletas húmedas en el mercado, éstas suelen ser bastante grandes y costosas.

Cómo fabricarte una paleta húmeda portátil para gouache y acrílico 1
Así lucirá tu paleta húmeda portátil para gouache y acrílico.

En este post te muestro cómo fabricarte una más ligera y manejable para usar en tus trabajos de gouache o acrílico al aire libre. También es muy útil para retomar el trabajo después de una pausa, ya sea en casa o en el estudio.

Para realizarla necesitaremos materiales muy fáciles de conseguir o que seguramente ya tienes en casa.

Cómo fabricarte una paleta húmeda portátil para gouache y acrílico 3
Estos son los materiales que necesitarás para fabricarte una paleta húmeda en casa.

Los 4 materiales que necesitas

-Una caja metálica: no demasiado grande que puedas usar como paleta. En este caso he reciclado una caja metálica de lápices. Es importante que al menos una de las caras tenga el fondo blanco porque la necesitaremos para mezclar la pintura puesto que es importante tener control de los colores que estamos creando. Una opción es pegar un trozo de plástico adhesivo de color blanco.

-Papel de cocina: o cualquier material que absorba bien el agua: fieltro o una esponja muy fina.

-Papel de hornear: también sirve papel encerado o sulfurizado.

-Un par de pinzas pequeñas: de las que venden en papelerías.

La paleta húmeda, en 5 sencillos pasos

1. Hacemos varios dobleces con el papel de cocina y ajustamos al tamaño del fondo de la caja. Con un spray lo humedecemos bien.

Cómo fabricarte una paleta húmeda portátil para gouache y acrílico 6
Paso 1: humedece el papel de cocina.

2. Cortamos un trozo de papel de hornear un poco más grande que la superficie de una cara, para que nos queden recubiertos los bordes de la caja. Lo arrugamos bien y luego lo estiramos con el propósito de que la pintura no “resbale” por encima del papel.

Cómo fabricarte una paleta húmeda portátil para gouache y acrílico 8
Paso 2: arruga papel de horno.

3. Lo ajustamos a la caja y lo fijamos con la ayuda de las dos pinzas.

Cómo fabricarte una paleta húmeda portátil para gouache y acrílico 10
Paso 3: ajusta a la caja y fija con pinzas.

4. Reparte las cantidades de los colores que vas a usar en la zona húmeda, encima del papel de hornear. No olvides distribuir bien los colores (los claros separados de los oscuros) y con un poco de espacio alrededor. La otra cara de la caja te servirá para hacer las mezclas. Cuando la tengas saturada de mezclas secas, siempre la puedes limpiar con una esponja o un trapo húmedo y seguir pintando.

Cómo fabricarte una paleta húmeda portátil para gouache y acrílico 12
Paso 4: reparte los colores por la zona húmeda.

5. Si quieres hacer una pausa o sencillamente trasladarte a otro lugar, cierra bien la caja (yo me ayudo de una goma) y asegúrate de que siempre está en posición horizontal.

Cómo fabricarte una paleta húmeda portátil para gouache y acrílico 14
Paso 5: cierra la caja con una goma.

Ahora ya tienes tu paleta lista y preparada para tus nuevos proyectos sin temor a que se sequen tus pinturas.

Artículo redactado por Maru Godas (@marugodas), ilustradora y artista visual que imparte el curso Sketchbook pictórico en gouache, en el que te enseña a explorar nuevos lenguajes creativos para trabajar en tu cuaderno y aplicarlos en tus proyectos de ilustración y de urban sketching.

También te puede interesar:

- ¿Qué es el urban sketching?
- Tutorial Ilustración: cómo crear texturas con gouache
- Cursos online de ilustración arquitectónica

8 comentarios

Entra o crea tu cuenta para comentar

Recibe en tu email las novedades de Domestika