Fotografía

Una copia de 'Muerte de un miliciano', de Robert Capa, alcanza un precio histórico

Se trata de una copia original de la celebérrima fotografía de Robert Capa de un miliciano de la Guerra Civil Española

Hace tiempo que se convirtió en una de las imágenes más icónicas del fotoperiodismo y, ahora, Muerte de un miliciano también ha roto el récord de la galería fotográfica Westlicht, en Viena, después de que una copia de la fotografía ha sido vendida por 144.000 euros. Y es que aunque el precio de salida era de menos de la mitad del precio que se terminó pagando por ella, la copia de esta fotografía se ha convertido en la obra más cara vendida jamás en esta galería. Se trata de una de las pocas impresiones originales, de entre 1936 y 1937, que se conservan de una fotografía que tiene significado internacional y se ha convertido en un símbolo contra el fascismo.

La instantánea fue tomada por Robert Capa en Espejo (Córdoba), el 5 de septiembre de 1936, en plena Guerra Civil Española y representa a un miliciano, fusil en mano, cayendo hacia atrás después de haber sido disparado. La fotografía, hecha desde una trinchera, se publicó por primera vez el 23 de septiembre de 1936 en la revista francesa Vu, aunque fue con su aparición en la revista norteamericana LIFE, casi un año más tarde, cuando dio la vuelta al mundo.

Una copia de 'Muerte de un miliciano', de Robert Capa, alcanza un precio histórico 1

Capa, R. (1936). Muerte de un miliciano [Fotografía]

La fotografía está, para muchos, envuelta en polémica; ya que, aunque la mayoría reconoce a André Friedmann como autor legítimo, Robert Capa era el pseudónimo que compartía con Gerda Taro, compañera sentimental y profesional de Friedmann y resulta prácticamente imposible dilucidar qué foto corresponde realmente a quien.

Además, también existe quien pone en duda la veracidad de la fotografía alegando que se trata de una imagen preparada (un tema que trata en profundidad el documental 'La sombra del iceberg', de Hugo Doménech y Raúl M. Riebenbauer).

Todo esto, sin embargo, no resta un ápice de importancia a la relevancia del trabajo de Robert Capa, encarnado en la piel de André Friedmann y Gerda Taro, como fotoperiodista de guerra, involucrándose en conflictos como la Guerra Civil Española, la Segunda guerra sino-japonesa, la Segunda Guerra Mundial, la guerra árabe-israelí de 1948 y la primera Guerra de Indochina. Capa, además, fue el fundador en 1947, junto a David "Chim" Seymour, Henri Cartier-Bresson, George Rodger y William Vandivert, de Magnum Photos, la primera agencia de cooperación para fotógrafos independientes.

0 comentarios

Entra o crea tu cuenta para comentar

Recibe en tu email las novedades de Domestika