Arte

Tamara de Lempicka: el cuerpo Art Déco

Triunfó como artista libre en una época en la que las mujeres lo tenían muy difícil: Sus cuerpos Art Déco definirían un estilo absolutamente personal que ha influido en incontables artistas.

Su obra habla por sí sola, pero lo cierto es que su figura pública estuvo a la altura de su extraordinario arte: De Lempicka era una mujer libre que vivió en varios países de Europa y el continente americano, acostumbrada a codearse con la élite intelectual de todos los lugares por los que pasó. Bisexual, valiente y exponente máximo del Art Déco pictórico, su obra cayó en parte en el olvido con la llegada del arte abstracto pero se recuperó a partir de los años sesenta.

Tamara de Lempicka: el cuerpo Art Déco 1

De Lempicka, T. (1930). La bufanda azul [Óleo sobre tabla]

De carácter fuerte y emprendedor, Tamara definiría posteriormente su obra de manera muy directa:

Fui la primera mujer en pintar de forma realmente clara, y ese fue el origen de mi éxito. Entre cientos de lienzos, los míos siempre eran reconocibles. Las galerías los colocaban en las mejores salas, porque atraían a la gente. Mi trabajo era claro y definido. Al mirar alrededor, solo veía la destrucción absoluta del arte de pintar. La banalidad en la que había incurrido el arte me desagradaba. Yo buscaba una técnica que ya no existía; trabajaba rápido y movía el pincel de forma delicada. Buscaba la técnica, el arte, la simplicidad y el buen gusto. Mi meta: Nunca copiar. Crear un estilo nuevo, con colores luminosos y brillantes, redescubriendo la elegancia de mis modelos.
Tamara de Lempicka: el cuerpo Art Déco 3

De Lempicka, T. (1927). La bella Rafaela. [Óleo sobre tabla]

Única en su obsesión por el retrato en un movimiento tan arquitectónico y de gran formato como el Art Déco, De Lempicka conseguía no obstante introducir el componente épico y trascendente en todo lo que hacía. Sus cuerpos, influidos por el cubismo, eran alternativamente sensuales y arquitectónicos. Su obra sería alabada por otras mujeres como Ayn Rand (autora objetivista que ponía la libertad individual por encima de todo) o, posteriormente, Madonna.

Tamara de Lempicka: el cuerpo Art Déco 5

De Lempicka, T. (1930). Santa Teresa de Ávila [Óleo sobre tabla]

Su arte mantiene la vigencia casi cien años después, demostrando el carácter visionario de su obra. Sus cuerpos desnudos y el talante desafiante de sus modelos hacen referencia a un poder que nunca pasará de moda.

Tamara de Lempicka: el cuerpo Art Déco 7

De Lempicka, T. (1928). Las dos amigas/Confidencias [Óleo sobre tabla]

Tamara de Lempicka: el cuerpo Art Déco 9

De Lempicka, T. (1945). Chica joven con pensamientos [Óleo sobre lienzo]

Tamara de Lempicka: el cuerpo Art Déco 11

De Lempicka, T. (1940). Retrato de Louisanne [Lápiz sobre papel]

Tamara de Lempicka: el cuerpo Art Déco 13

De Lempicka, T. (1938). Susana en el baño[Óleo sobre lienzo]

0 comentarios

Entra o crea tu cuenta para comentar

Recibe en tu email las novedades de Domestika