Michael Rudloff

Mente, mi mente quedo despeja. Contra el aire se disolvió.
Se derritió con ese bello paisaje.
¿Que pienso? ¿pienso?
¿Es siquiera útil pensar?
Igual y es mejor solo pensar como una lombriz, sin miedo a morir.
Por eso hoy, frío mi cerebro.
Para poder ser una tranquila y ciega lombriz.
El vaso de la sabiduría esta muy lejos, me queda mas cerca la tierra.
-Michael Rudloff