Top 10

10 videojuegos (casi) imposibles

Con motivo del Día Internacional del Gamer, repasamos algunos de los videojuegos más exigentes de la historia

Pocas cosas en la vida se pueden comparar con la enorme satisfacción de superar ese nivel imposible en el que llevas meses atascado. Los videojuegos de alta dificultad pueblan las pesadillas de millones de gamers, y son todo un testamento a la capacidad creativa de sus programadores y diseñadores, capaces de bordear la línea entre la alegría y las ganas de lanzar el mando a la televisión.

Para descubrir cuáles son los videojuegos más difíciles de la historia según la comunidad Domestika, preguntamos en Instagram Stories por el título que más sudores fríos había provocado. Los ganadores, que listamos a continuación, son todo un desafío para gamers pero también para todo aquel interesado en diseñar videojuegos: ofrecen enemigos, puzzles o niveles en los que inspirarse si lo que queremos es volver loco al jugador.

Cuphead (2017)

El juego más reciente de la lista fue también uno de los más votados, y con razón: esta odisea, en la que tenemos que vencer a un puñado de dificilísimos malos finales, uno detrás del otro, ha traído de cabeza a innumerables jugadores en los últimos dos años. Sus diseños, inspirados en los cartoons clásicos y dibujados a mano, son otro enorme punto a favor.

El Rey León (1994)

Ahora que la película de Disney vuelve a estar de moda, vale la pena recordar este título de SNES y Genesis que allá por 1994 volvió locos a miles de niños. Quien esperase un paseo por la sabana estaba muy equivocado: el juego exigía nervios de acero y reflejos entrenados para superar algunos de sus niveles, y la prueba es que, más de veinte años después, aún sigue figurando entre los juegos más peliagudos de la historia.

Hollow Knight (2017)

Su diseño minimalista y su extrema dificultad han convertido a Hollow Knight en uno de los títulos indie multiplataforma más especiales de los últimos años, y con razón. Financiado parcialmente a través de una campaña de crowdfunding, el juego recompensa la paciencia de los jugadores permitiéndonos avanzar solo cuando hemos interiorizado todas las mecánicas.

Battletoads (1991)

Desde luego, un juego protagonizado por tres ranas mutantes del espacio exterior no suena a clásico de las videoconsolas, pero el caso de Battletoads, publicado para NES en 1991, es bastante peculiar. Concebido como una especie de plagio de las Tortugas Ninja, el título es famoso por su prácticamente imposible tercer nivel, que hacia desistir a casi todos los jugadores, y su capacidad demencial para ir subiendo la dificultad durante el resto del juego.

Bloodborne (2015)

Para muchos el juego más difícil de la actual generación de consolas, Bloodborne es una locura más de los japoneses FromSoftware, claramente obsesionados con exprimir al máximo la paciencia y habilidades de los jugadores. En el juego, tendremos que enfrentarnos a numerosos y dificilísimos enemigos en un entorno siniestro con reminiscencias de H.P. Lovecraft o Bram Stoker.

Darkest Dungeon (2016)

Uno de los juegos de exploración de mazmorras más difíciles de los últimos años, Darkest Dungeon combina una historia terrorífica que nos llevará por escenarios cada vez más tenebrosos con un sistema de juego que premia la reflexión y el uso equilibrado de los recursos.

Contra (1987)

Originalmente desarrollado por Konami para su uso en máquinas recreativas, Contra es una auténtica obra maestra del pixel art que además revolucionó el panorama allá a finales de los ochenta por permitir que dos personas pudiesen jugarlo a la vez. Recordado por muchos más de treinta años después, su aparente simplicidad esconde un inteligente diseño de niveles, del que puede aprenderse muchísimo.

The Witness (2016)

En The Witness no encontramos ni monstruos, ni combates imposibles, ni persecuciones trepidantes. Pero no por ello es menos adictivo. Esencialmente un bellísimo juego de puzzles, en el que debemos resolver desafíos mentales cada vez más complejos, el título es famoso por el reto que supone hasta a los jugadores más experimentados.

Super Ghouls 'n Ghosts (1991)

Otro de los míticos juegos "imposibles" de SNES, Super Ghouls 'n Ghosts nos pone en la piel del rey Arturo para tratar de rescatar, cómo no, a una damisela en apuros. Aunque la historia no es nada del otro mundo, el juego es popular por su extrema dificultad en su versión original japonesa. Tan alta, que tuvo que ser reducida en su versión occidental.

Dark Souls (2011)

La joya de la corona de los juegos difíciles, el japonés Dark Souls se ha convertido por derecho propio en el título que todo el mundo cita cuando piensa en un juego complicado. Con un sistema de batalla durísimo, que premia la reflexión y el uso inteligente de recursos, enemigos formidables y localizaciones bellísimas, el juego original y sus secuelas no son solo dificilísimos, sino también auténticas obras maestras.

Te puede interesar

- Introducción a Unity para videojuegos 3D, 7 cursos de Álvaro Arranz.
- Introducción al diseño de personajes para animación y videojuegos, un curso de Jean Fraisse.
- Introducción al diseño de personajes en pixel art, un curso de Daniel Benítez.
- Concept art para videojuegos, un curso de Nacho Yagüe.

0 comments

Log in or sign up to comment

Get Domestika's news delivered to your inbox