Fotografía

10 películas que ningún amante de la fotografía debería perderse

Esta selección incluye las películas que la comunidad de Domestika considera imprescindibles para amantes de la fotografía

Ya sea por su majestuosa fotografía, porque retrata a la perfección el día a día de la profesión o porque deja entrever la pasión de su director por retratar su manera de ver la vida a través de un objetivo, estas películas se han convertido en fundamentales para muchos amantes de la fotografía. Y es que hace algunos días preguntamos a los seguidores de Domestika en Instagram cuáles son las películas imprescindibles que todo amante de la fotografía debería ver y estos han sido los resultados:

Ciudad de dios, de Fernando Meirelles y Kátia Lund

Ambientada en una favela de Río de Janeiro llamada Ciudad de Dios en la década de los 60, esta película se centra en la guerra entre Zé Pequeño y Mané Galinha. El narrador de la historia es Buscapé, un joven amante de la fotografía que logra, gracias a su pasión, alejarse del mundo de drogas y delicuencia que le rodea.

El Gran Hotel Budapest, de Wes Anderson

Elegida como favorita por su magnífica fotografía y una estética que grita Wes Anderson en cada fotograma, esta es solo una de todas las dirigidas por el estadounidense que atrae a amantes del cine, la fotografía y el arte de todos los rincones del mundo.

Roma, de Alfonso Cuarón

En el año 2018 se convirtió en una de las películas mexicanas más aclamadas de todos los tiempos y estuvo a las puertas de ganar el Oscar a Mejor Película –galardón que sí consiguió en las categorías a Mejor Fotografía, Mejor Director y Mejor Película Extranjera. Alfonso Cuarón fue el encargado no solo de dirigir el film –grabado íntegramente en blanco y negro–, sino también del guion, la producción, el montaje y la fotografía.

Amelie, de Jean-Pierre Jeunet

Un clásico entre los clásicos que destaca también por su peculiar estética, que se hizo muy popular a principios de los 2000. Además de por el aspecto visual, esta película hace un pequeño guiño a la fotografía a través de la caja que la protagonista descubre en su baño con juguetes, fotografías y cromos que un niño escondió cuarenta años atrás.

Blade Runner 2049, de Denis Villeneuve

Han tenido que pasar más de tres décadas para que los amantes de Blade Runner pudiesen disfrutar de su secuela, pero desde su estreno se ha convertido en obra de culto. Como cabría esperar de un gran título cinematográfico de ciencia ficción, los efectos visuales y la fotografía son sobresalientes.

Delicatessen, de Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro

Junto a Marc Caro, es Jean-Pierre Jeunet quien firma esta película que tiene su sello indiscutible. Al igual que ocurre con Amelie, todo el film parece impregnado por una pátina color sepia que da carácter a una historia inverosímil repleta de humor negro y situaciones disparatadas.

Stalker, de Andréi Tarkovski

Considerada por muchos como una de las mejores películas dramáticas del siglo XX, la película Stalker –traducida como La Zona en muchos países hispanohablantes– es un ejemplo perfecto de la estética Tarkovski, uno de los cineastas más importantes e influyentes de la Unión Soviética, caracterizada por las tomas largas y elaboradas, la atmósfera intensa y los diálogos filosóficos.

War Photographer, de Christian Frei

El director Christian Frei sigue en esta película documental al fotoperiodista James Nachtwey –considerado uno de los mejores reporteros visuales de guerra de la historia– en sus viajes a Kosovo, Indonesia, Palestina y Ruanda, narrando la realidad y la dureza de una vida dedicada a la fotografía en lugares de conflicto.

La ventana del alma, de Walter Carvalho y João Jardim

El film recoge el testimonio de una veintena de personas que sufren algún tipo de deficiencia visual, como mipoía o ceguera, y su manera de percibir el mundo. Personalidades de la talla de Agnès Varda, José Saramago, Manoel de Barros o Wim Wenders se sitúan frente al objetivo de Walter Carvalho y João Jardim revelando todo tipo de vivencias y secretos inesperados para el espectador.

Dogville, de Lars von Trier

La principal peculiaridad de esta película es que transcurre enteramente sobre la tarima de un escenario y la historia está articulada a partir de una serie de capítulos. Nicole Kidman encarna a Grace Mulligan, una mujer que huye de unos gánsteres y se refugia en la pequeña ciudad de Dogville (Colorado), en la que los vecinos le ofrecen quedarse a cambio de trabajos físicos.

Estas son 10 películas que la comunidad de Domestika considera que ningún amante de la fotografía debería dejar de ver, pero la lista de imprescindibles no termina aquí; puedes echarle un vistazo a estas 10 películas imprescindibles para amantes de la fotografía y no te olvides de dejar tus propias recomendaciones en los comentarios.

También te puede interesar:

- Dirección de piezas audiovisuales conceptuales, un curso de Jiajie Yu Yan.
- Etalonaje digital con DaVinci Resolve, un curso de Sonia Abellán.
- Introducción a VFX para cine, un curso de Carolina Jiménez.
- Títulos de crédito: tipografía y cine, un curso de José Luis Coyotl Mixcoatl.

0 comments

Log in or sign up to comment

Get Domestika's news delivered to your inbox