Domestika

Desayunos Domestika: conversaciones sobre cómics

Dos caras del webcomic, Mar Maremoto y Alejandra Lunik, unen fuerzas femeninas en los Desayunos Domestika México

El verano en la Ciudad de México es un tanto peculiar: el sol y el calor son cosas que se dejan atrás en primavera, pero para la cita de Alejandra Lunik y Mar Maremoto, la lluvia decidió darles lugar. Temprano por la mañana del sábado 6 de julio, Loot Gallery fue adornada una vez más con los cereales gigantes colgados en el techo mientras que el olor del café Alma Negra inundó las narices de los invitados.

Domestika quiso romper un poco las reglas y unió fuerzas con Heladería Escandón para regalar mini donas y helado para desayunar. Alrededor de 230 personas esperaron pacientemente a las oradoras, y a las 10 y media de la mañana comenzó la segunda edición de Desayunos Domestika en México, enfocada en el webcomic de dos grandes ilustradoras.

Mar Maremoto: hacer, deshacer y volver a hacer

Mariana, mejor conocida como Mar Maremoto en el mundo de Internet, tiene 24 años, es originaria de la Ciudad de México y es Virgo con ascendente en Libra. Lleva solo un par de años activa como ilustradora, término con el que ella misma no se siente del todo identificada.

Mar habló brevemente sobre su trayectoria profesional: este año se encargó de la imagen del Premio Maguey, la imagen gráfica de la última obra de la compañía de teatro Verbo Delta y forma parte de Feminasty, un colectivo feminista que se dedica en exponer el trabajo artistas mujeres y personas no binarias por medio de la performance, la música, las artes plásticas y la fotografía. El dibujo y la ilustración ha sido parte de su vida desde pequeña, pero académicamente optó por ir hacia el diseño textil para no aventarse a la vida de artista y darle calma de sus padres.

 Desayunos Domestika: conversaciones sobre cómics 3
Mar Maremoto en los Desayunos Domestika

En una charla muy relajada, que se sentía casi como ir a tomar un café entre amigos, Mar reafirmó al público una verdad por la que ella vive: para dedicarte a algo, no necesariamente tienes que haber estudiado una disciplina en particular; una reflexión muy útil para las nuevas generaciones. En sus palabras, al conocer gente nueva, tomando cursos y practicar, es como puedes llegar a ser lo que quieres ser.

Mar comenzó su trabajo como ilustradora con una viñeta quincenal en Malvestida, una revista que apoya el trabajo de mujeres con temas que van desde la sexualidad y el amor propio hasta temas sociopolíticos como la violencia de género. Desde esta primera publicación, su trabajo ha evolucionado con la única línea directiva de la exploración y la creatividad. Una mujer en sus veinte enfrenta cambios, revelaciones y aprendizajes, y el trabajo de Mar refleja esta experiencia, así como el camino hacia el descubrimiento de su esencia. Cuarenta y tres viñetas después, Mar está explorando las aguas del mundo y la ilustración como camino profesional.

 Desayunos Domestika: conversaciones sobre cómics 5
Mar Maremoto en los Desayunos Domestika

Para Mar, ilustrar ha sido un ejercicio introspectivo para entender sus emociones, ilustrar ha sido un espejo. Busca hacer trabajos con los que su audiencia pueda empatizar. Su proceso creativo inicia encontrando un propósito: "¿Qué quiero decir y por qué?", después: "¿Cómo lo voy a decir?". Define el estilo como un flujo en el que, sin perder la base inicial, no se limita a un medio o un trazo específico. La honestidad es esencial, así como partir del autoconocimiento y utilizar su propia experiencia para lograr conectar con otros.

Mar se posiciona firmemente sobre el término de "ternura radical" de Lora Mathis, basado en el compartir las emociones sin pedir disculpas como un posicionamiento político. Afirma que ser vulnerables nos hace más fuertes, y que tener tu punto de vista puede ser el punto de partida para experiencias universales y conectar con el mundo exterior. Mar nos invita a perder el miedo en lo creativo, a hacer y deshacer para volver a hacer, a dibujar, a escribir y sobre todo a autopublicarnos. Nos aconseja dejar de mirar las redes sociales y sentirnos aplastados por ellas y, en cambio, considerarlas como un impulso complementario para nuestro trabajo.

 Desayunos Domestika: conversaciones sobre cómics 7
Desayunos Domestika en México

Alejandra Lunik: el humor como bandera del feminismo

Alejandra Lunik (@alejandralunik) es nativa de Chile, pero vive en Buenos Aires desde hace muchos años. Alejandra escogió hablar sobre el vínculo del artista/ilustrador con el trabajo y los medios gráficos. Se define a sí misma como una ilustradora bastante profesionalizada. Es autora de una viñeta diaria del periódico argentino La Nación, puesto al que llegó después de haber creado su carrera en un mundo preinternet, tocando puertas para buscar quién publicase y editase su trabajo. Se inició con la ilustración infantil hasta que publicó el libro Lola, también el nombre del primer personaje que llegó a ser viral y emblemático de su trabajo.

Alejandra puso gran énfasis tanto en los beneficios de internet como en la necesidad del artista visual en seguir buscando medios de publicación tradicionales; medios que viven de nichos de personas que se apasionan por el arte y la ilustración, y en el caso de su trabajo, por el humor: "la web funciona para mostrar nuestro trabajo y conseguir clientes, pero la web tiene el problema de la monetización: es muy difícil ganar dinero de ella". Su intención no es negar a la web como una fuente de trabajo, sino de verlo como un complemento a la producción en y para medios impresos.

 Desayunos Domestika: conversaciones sobre cómics 9
Alejandra Lunik en los Desayunos Domestika

Con formación en Bellas Artes, creó una base artística sólida para después formarse como ilustradora de forma más autodidacta. El personaje de Lola se publicó durante cuatro años en Oh La La, la revista de temas femeninos más importante en Argentina. Aquí fue donde Alejandra encaró una realidad a la que se afrontan las artistas o ilustradoras: una de las pocas entradas que tienen a los medios gráficos es a través de las revistas femeninas, por lo que están obligadas a hablar de ciertos temas típicos como el sexo y el casamiento. Ante esto, ella inicialmente escogió verlo por lo que es: un acto discriminatorio, pero entonces decidió ver más allá, sobrevivir a ello y empezar a hacer humor.

A pesar de no poder hablar de temas políticamente no aceptados –como el aborto–, Lunik ha tomado estos temas clásicos que se clasifican como "femeninos" (belleza, fitness, maternidad, moda, pareja, menstruación o las hormonas) y lo ha tornado en un chiste para nuestro placer. Así, fue ascendida a la viñeta diaria del periódico donde, a costa de tener que inventarse un chiste a diario, ha podido liberarse de las cadenas de estos temas limitantes y dibujar sobre otras cosas. Su personaje de la princesa en la torre sirve como homenaje al feminismo, en sus palabras: "hay ciertas certezas que a las autoras nos dio el feminismo que hay que agradecer.".

 Desayunos Domestika: conversaciones sobre cómics 11
Mar Maremoto y Alejandra Lunik en los Desayunos Domestika

Para agilizar su producción ha creado una gama de personajes que son recurrentes en sus viñetas, como si se tratara de actores que cada día se levantan a leer un guion nuevo. A pesar de describir esta labor de crear una viñeta al día como una suerte de tortura, Alejandra parece disfrutar muchísimo el agregar una escena más al universo que ha creado.

No pudo dejar a un lado el hecho de que fue convocada a dar esta conferencia por el simple hecho de ser mujer. "Ponerle un rol social al artista puede ser condicionante [...] el que me convoquen por ser mujer es limitante. Es una discriminación sin maldad; personalmente, me considero una profesional que está a la altura de cualquier varón". La esperanza para Alejandra, y para todas, es que lleguemos al punto en el que podamos ser invitadas a plataformas por nuestro trabajo y labor antes que por nuestro género. Alejandra ha dejado a sus viñetas hablar por ella y tiene la suerte que al trabajar en un diario todo va tan rápido, que a veces ni siquiera tienen tiempo para fijarse en lo que ha hecho... hasta que alguien escribe al diario y se queja.

 Desayunos Domestika: conversaciones sobre cómics 13

Mar y Alejandra nos recordaron sobre el el refugio que es dibujar, ese espacio en el que uno puede proyectar su voz de la forma que quiera para alcanzar a alguien fuera del mundo que es cada uno de nosotros. Las ponentes complementaron esta visión tanto con la madurez de alguien que lleva más de veinticinco años en la ilustración, como con la ingenuidad de una artista en plena exploración artística y personal, ambas enseñándonos que no existe el punto en el que debemos de cesar de producir, sino que debemos empujar nuestro trabajo.

 Desayunos Domestika: conversaciones sobre cómics 15
 Desayunos Domestika: conversaciones sobre cómics 16

Sigue la agenda Domestika para enterarte de todos los eventos creativos que tienen lugar cerca de ti.

También te puede interesar:

- Así fue Domestikart, un evento de diseño a toda velocidad.
- Desayunos Domestika: animación colombiana.
- Desayunos Domestika: Conversaciones sobre ilustración chilena.

0 comments

Log in or sign up to comment

Get Domestika's news delivered to your inbox